1729, 12479… ¿números “no interesantes”?

¿Es 24958 un número interesante?


24958 en un ábaco soroban

¿Qué tiene de particular el veinticuatromil novecientos cincuenta y ocho?

Lo que seguro que no es el 24.958 es un número aburrido. A quien así lo piense le recordaré una historia real.

En cierta ocasión, el matemático inglés G.H. Hardy fue a visitar al hospital a Ramanujan, el autodidacta genio indio de las mates enfermo de tuberculosis. Aquel día su pupilo estaba apático y sombrío, así que decidió contarle que el número del taxi que le había llevado era “bastante aburrido”. ¡Qué provocación! “¿Y cuál es ese número querido maestro?”. “1729″.  Entonces el brillante joven indio mordió el anzuelo de Hardy con indignación. ¿Cómo que aburrido? “1729 es -ni más ni menos- el primer número que se expresa como suma de dos cubos de dos maneras distintas”.

El tema de los números “no interesantes” lo zanjó tiempo después nuestro admirado Martin Gardner: si hubiera números no interesantes los podríamos ordenar en una lista y el primero de esa lista ya tendría una propiedad muy interesante.

Mi número, el 24958, no es ni mucho menos tan elegante como el del taxi de Hardy, aunque resulta ser el doble de 12479 -que es primo-, algo que lo convierte en libre de cuadrados. También resulta divisor de 53 elevado a 17 menos uno, siendo este dato algo tremendo porque no puedo ni imaginar cuanto será 53 multiplicado por si mismo 17 veces.

Para mi lo más interesante que tiene 24957 es que es mi dorsal en la carrera contra la leucemia infantil que propone la fundación unoentrecienmil.

24958

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s